El pasado mes de septiembre, Apple presentaba su nuevo buque insignia: el iPhone X.

Un dispositivo que volvía a revolucionar el panorama de los smartphones, y es que basta con el primer vistazo para darse cuenta de que este año hay grandes novedades. Y nosotros, con él en las manos, ya podemos comentaros nuestras impresiones.

Amor a primera vista

Como decimos, tan pronto lo veas, serás consciente de que todo ha cambiado. Le decimos adiós al botón home en favor de unos gestos que, tras algunos minutos trasteando, harán que nos preguntemos cómo hemos podido vivir sin ellos hasta ahora.

Esto significa que el frontal está ocupado “casi” por completo por un panel OLED (tecnología inédita hasta la fecha en el iPhone) de 5,8″ con esquinas redondeadas, que ha sido rebautizado por la Gran Manzana como Super Retina.

Y decimos “casi” porque en la parte superior nos encontramos con la nueva baza de los chicos de Cupertino: un sistema de desbloqueo facial… del que hablaremos a continuación.

¿Y qué hay del TouchID? Sigue leyendo y lo sabrás.

Seguridad

Este año contamos con el revolucionario FaceID. Un sistema de reconocimiento facial apoyado en su cámara (denominada TrueDepth), que consigue analizar más de 30.000 puntos de la cara del usuario, creando un completo mapa de profundidad detallado.

Es un sistema rápido, que funciona francamente bien bajo condiciones habituales. Incluso aprende la evolución de nuestro look (barba, gafas, corte de pelo -e incluso llevando gorro o sombrero-).

Apple no es una empresa de “medias tintas”. En su día, eliminó las disqueteras, los lectores de CD/DVD, e incluso el conector de audio (mini jack) en el propio iPhone del año pasado.

Sabíamos que trabajaban en incorporar el sistema de reconocimiento de huella dactilar bajo la propia pantalla, y que si no era de esta forma, no lo haría de ninguna otra. Y efectivamente, nuevo iPhone X carece de TouchID.

Desconocemos si en esta ocasión se quedó fuera por falta de tiempo y lo tendremos de vuelta en el futuro, o si por lo contrario la apuesta de Apple será reforzar su nuevo sistema de seguridad basado en el reconocimiento facial.

Cámaras

La propia cámara frontal, que hace las veces de sistema de desbloqueo, da un rendimiento extraordinario en autofotos (el tan manido “selfie”). Contamos además con los famosos Animojis, con los que podemos grabarnos en vídeo mientras un simpático Emoji imita con alta fidelidad nuestros gestos.

En cuanto a la cámara trasera, Apple ha mejorado el sistema de cámaras duales que implantaron en el iPhone 7 Plus. Se ha conseguido una mejor apertura para el teleobjetivo, llegando hasta ƒ/2,4 (frente a los ƒ/2,8 de los modelos 7 Plus y 8 Plus).

Ambos objetivos cuentan con estabilización óptica, una gran ayuda para que el usuario consiga los mejores resultados posibles.

Además, han implantado un nuevo modo denominado “iluminación de Retratos”, que aunque se encuentra en fase beta, hará las delicias de montones de usuarios.

Cabe destacar que este nuevo dispositivo consigue capturar vídeo en resolución 4K a 60fps, convirtiéndose así en el primer smartphone orientado al gran público que consigue hacerlo.

Rendimiento y otros

Como cada año, este nuevo dispositivo viene con grandes novedades bajo el capó. En este caso, el chip denominado A11 Bionic cuenta con un motor neuronal que, según nos dicen desde Apple, es capaz de realizar hasta 600.000 millones de operaciones por segundo.

Una batería con más durabilidad, que soporta carga inalámbrica compatible con el estándar Qi, completa a grandes rasgos las novedades más destacables de este nuevo terminal.

 

Si te gustó, ¡compártelo!

Y recuerda que puedes seguirnos en Facebook y en Twitter. ¡Te esperamos!